¿Aún nos estamos planteando el uso del preservativo?

el uso del preservativo en el mundo swinger

¿Aún nos estamos planteando el uso del preservativo?

Ambiente liberal   |   No comment

Cuando se piensa en la promiscuidad se piensa, naturalmente, en el riesgo que puede acarrear para la salud. Es verdad que hay muchos contagios venéreos que se producen por el contacto con los demás… y no siempre se dan a través del contacto sexual. De hecho, las piscinas, los lavabos o cualquier tipo de lugar público, nos puede contagiar con hongos, pié de atleta, etc. En general, sin dramatizar mucho, intentamos buscar soluciones como el utilizar chancletas, no sentarse en la tasa de un váter y, aún así, no siempre se puede evitar.

 

En el sexo, también chupar, besar en la boca puede producirnos diferentes tipos de enfermedades pero son cosas solucionables y de poca gravedad.

 

Dicho esto, me sorprende que todavía no esté claro el uso del preservativo como condición sine qua non para una relación abierta. De hecho, el otro día quedé con un chico que me proponía la penetración sin preservativo y me dejó bastante sorprendida. Por supuesto que no accedí a su petición pero incluso me comentó que en algunas fiestas, donde todos se conocían desde hacía tiempo, no era necesario el uso del preservativos. Creo que estamos hablando de algo ya muy serio donde no cabe la excusa de la incomodidad del preservativo o cualquier otra que no hace falta enumerar. A estas alturas, me parece indiscutible no perder de vista que cualquier pequeña herida que tengamos al contacto con el semen puede llevar a graves consecuencias y, posiblemente, ni siquiera la persona que puede transmitirnos algo sabe que es portador.

 

Por tanto, ¿qué hacemos no usando el condón para tener un sexo lo más seguro posible?

 

Como mujer del ambiente liberal hago una llamada al placer del sexo con seguridad y donde no cabe la propuesta que me hicieron el otro día. Además, creo que las mujeres (liberales o no) debemos vivir el sexo con la tranquilidad de que nuestro partner sexual siente la misma preocupación por esta seguridad.

 

Considero que todos aquellos y aquellas que practicamos sexo con diferentes personas, y disfrutamos tanto de esta libertad, deberíamos ser ejemplo de conciencia de lo que hacemos y del control que tenemos en nuestras actividades libertinas en las que, además de incluir el respeto, la libertad de elección y que nadie esté obligado a hacer nada que no desee, esté incluida la higiene máxima en cada momento (lavarse antes y después de cada eyaculación) y el uso del preservativo siempre nuevo para cada penetración (no intentar ahorrar penetrando a diferentes mujeres con un mismo condón) como condición ineludible para garantizarnos placer y tranquilidad al mismo tiempo.

 

Lakmée B.

No Comments

Tu comentario