En pareja: 2+2. Iniciación en el mundo liberal

Intercambio de pareja

En pareja: 2+2. Iniciación en el mundo liberal

Contacto Swinger España e intercambio de parejas, Manual Swinger   |   No comment

Si durante una conversación con tu pareja sobre fantasías sexuales o deseos eróticos ha surgido más de una vez el tema del sexo en grupo –el llamado “mundo swinger” o “mundo liberal”–, puede que sea un buen momento para considerar esta opción como un elemento de juego dentro de la pareja.

 

¿Cómo una pareja puede prepararse al mundo liberal?

Antes de adentrase en el mundo liberal, la clave del éxito está en el diálogo entre ambos y la resolución de las dudas que puedan surgir durante la conversación. Cada miembro de la pareja tiene que atreverse a definir y comunicar sus propios deseos sexuales, pero también tiene que saber interpretar de la mejor forma posible las inquietudes eróticas del otro.

 

¿Con qué fantasea tu pareja?

Muchas son las fantasías sexuales del individuo: realizar actos sexuales con extraños del mismo sexo o del sexo opuesto, observar a tu pareja en una situación morbosa con otros participantes (voyerismo, candaulismo), ser el centro de las miradas (exhibicionismo)… y un sinfín más de posibilidades y combinaciones.

 

Una vez que la pareja haya identificado y definido su orientación erótica, ya es posible pasar a la elaboración de las reglas consensuales que servirán de base para proteger la integridad de la relación sentimental. Estas reglas serían una especie de decálogo de aceptación, consentimiento y exposición de los respectivos miedos, celos, limites morales, limites físicos, expectativas, inquietudes, gustos, etc. que demarcarían la línea de seguridad común. En definitiva, se trata de crear una zona de confort consensuada entre los dos.

 

Queremos iniciarnos en el mundo liberal.
Pero, ¿cómo empezar?

Hoy en día, el mejor soporte para empezar a relacionarse y contactar con parejas liberales es internet. Muchos portales ofrecen este servicio, pero Wyylde.com aporta mucho más a las parejas como, por ejemplo, la posibilidad de acceder a más de 700.000 perfiles serios, activos y dispuestos a interactuar, una plataforma sólida, completa y fácil de manejar, etc. Nada más registrarse, la pareja no tendrá más que utilizar las herramientas que Wyylde.com pone a su disposición para buscar, seleccionar y comunicarse con los perfiles más compatibles y afines.

 

Por este motivo, se aconseja desde Wyylde.com que la información que aparece en la ficha del perfil sea completada con el máximo rigor posible. Los datos, descripciones, fotos o anuncios deben ser sinceros y verídicos. Tener siempre presente que un perfil completado con seriedad es el pasaporte que os abrirá las puertas hacia los demás.

En cuanto a las fotos, deben ser las más actuales posible (no es necesario mostrar las caras, es suficiente con fotos enseñando curvas o siluetas). Además tenéis a la disposición de cada perfil la posibilidad de crear álbumes privados que sólo se pueden abrir a los usuarios deseados y en un tiempo determinado.

No usar vuestros nombres verdaderos para proteger vuestro anonimato.

 

La primera cita

Ha llegado la hora de la primera cita. Has intentado prepararte con tu pareja para que todo salga bien. Pero, es importante relativizar. Este momento no es más que uno de los tantos momentos emocionantes que vais a vivir durante vuestra andadura en el mundo liberal. Conforme vayáis teniendo encuentros, consolidareis vuestra idea de cómo queréis que sea una relación abierta y liberal.

 

El primer paso en una cita es la seducción

Tenéis que cuidar vuestra imagen, ser deseables es primordial. Elegir una vestimenta sugestiva y glamurosa, y a la vez de buen gusto, no es tarea fácil… Tenéis que transmitir una imagen que esté en acorde con el carácter y personalidad de la pareja. Evitar la estética provocativa. Los maquillajes exagerados, prendas llamativas o demasiado insinuantes, no son más que un vulgar y grosero cliché difundido por los moralistas ignorantes del mundo swinger.

 

Una primera cita no significa en absoluto que se vaya a pasar directamente al acto, excepto en el caso de que el encuentro os parezca lo suficientemente convincente y que la atracción con la otra pareja se desarrolle de forma natural.

 

Mejor elegir un terreno neutral para este primer contacto. Un bar, un pub, un restaurante o un local liberal…

 

En la primera cita, es importante tener en cuenta estas recomendaciones:

  • No hay que dejarse presionar, ni presionar a la otra pareja.
  • Evitar manipular y no dejarse manipular.
  • Nadie tiene que sentirse obligado (es el fundamento mismo de la filosofía liberal).
  • Ante todo, respectar la decisión de vuestra pareja si quisiera dar marcha atrás.
  • Confiar en vuestra intuición.
  • Evitar temas de conversación polémicos (política, religión, deporte, etc.). Hay muchos temas agradables y unánimes que se pueden abordar.
  • Tomarse un tiempo de consulta. Hablar con tu pareja antes de comunicar la decisión de pasar a la siguiente fase.

 

El intercambio de pareja

Ha llegado el momento de “jugar” con otra pareja.

Si vais a un Club liberal y si no sois muy exhibicionistas, es preferible no pasar a la acción en espacios muy concurridos y expuestos a los demás. Mejor buscar un lugar más resguardado.

En un espacio más privado, podréis interactuar con más tranquilidad y relajación. Si no se tiene la posibilidad de recibir en casa, una habitación de hotel o apartamento de alquiler son siempre una buena opción.

 

Ingrediente

  • Un buen vino o cava (sin exceso),
  • Una buena música ambiental,
  • Una iluminación tenue,
  • Una temperatura ambiental agradable
  • Una lencería sexy y elegante,
  • Accesorios eróticos (opcional),
  • Aceites de masaje.

Todos estos elementos permitirán una intensa estimulación de los sentidos y ayudarán a romper el hielo de la primera vez (y de la segunda, tercera, etc.).

¡Por supuesto, no os olvidéis de los preservativos si lo que habéis “pactado” con la otra pareja es un intercambio completo!

 

El paso al acto

La conducta más adecuada empieza por la sensibilidad que tengas con respecto a tu pareja. Es importante recordar el decálogo que habéis elaborado juntos precedentemente. No os alejéis el uno del otro, juntos podréis comunicar cualquier inconveniencia, la cercanía ayuda a la comunicación no verbal y puede dar pista de cómo se siente cada uno… siempre hay que estar pendiente de tu pareja para poder actuar y reaccionar de la mejor manera posible en caso de necesidad.

 

Para iniciar el juego podéis, por ejemplo:

  • Empezad con un contacto físico de caricias corporales durante la conversación que estáis teniendo los cuatro (una caricia calurosa y sutil en el hombro o espalda siempre será apreciada),
  • Invitad a la otra pareja a bailar de forma sensual para romper el hielo y continuad con furtivos besos. Si los besos en la boca destinados a los participantes invitados no forman parte de vuestro morbo de pareja, siempre podéis distribuirlos en otras partes del cuerpo.
  • Acomodaros en un sofá y dejaros llevar por las caricias que serán seguramente siempre más intensas. Los preliminares sexuales son importantes antes de pasar al acto. No hay que tener prisa en esta fase del juego porque os ayudará a prepararos para un contacto más profundo.
  • Siguiendo el mismo ritmo de tu pareja sentimental (no debéis perderos de vista), podréis evaluar la correcta evolución del juego. También se puede alternar de vez en cuando con tu pareja y así formar un cuarteto compenetrado.
  • No busquéis necesariamente la penetración con vuestros compañeros de juego… con unos buenos preliminares ya estáis practicando intercambio. Pero si sentís una tensión suficientemente elevada por parte de los 4, no hay que temer la penetración.

 

Si lo que deseáis es ser una pareja liberal, la mejor manera de conseguirlo es dejarse llevar y disfrutar del momento. No hay que olvidar que se trata de un “juego sexual” compartido con tu pareja en total complicidad. Si surgiesen problemas no contemplados en vuestras conversaciones previas, no os preocupéis, lo iréis acordando y madurando con las experiencias vividas.

 

Este encuentro puede resultar o no satisfactorio, pero será una experiencia que os servirá para evolucionar mejor como pareja liberal.

 

El sexo no es serio… El amor sí.

No Comments

Tu comentario