El orgullo liberal

El orgullo liberal

  |   Wyylde.com   |   No comment

 

Buen día a tod@s,

Llevo 5 años en el mundo liberal, poco para algunas parejas que conozco del ambiente y mucho para tantas persona nuevas que se acercan con el entusiasmo de encontrar algo nuevo, excitante, provocador y trasgresor. Aventuras de película que llevan, quizás, años dando vueltas en los rincones más profundos de la mente, que sólo salen de su escondite en momentos privados de alta excitación. Escenas y simulaciones tan lejanas a la vida diaria que alcanzan el nivel de fantasía. Deseos carnales que parecen provocar a la biblia y sus consejos y que finalmente aceptamos como parte de nuestro ser aunque normalmente van teñidas de color pecado.

 

Yo no he tenido una educación religiosa, ni siquiera he sido bautizada y sin embargo hoy reconozco la gran cantidad de mandatos religiosos que han habido en mi entorno durante mi crecimiento y mi educación. Me creo libre por ser adulta y con capacidad para decidir por mi misma, pero la verdad es que no puedo salir con facilidad de aquellas estructuras formadas durante la infancia. Necesito luchar y romper esquemas para darme cuenta luego que aquellas paredes tan rígidas sólo existían en mi cabeza.

 

El sexo siempre ha sido fuente de pecados en nuestro contexto generacional. Incluso, dentro de la pareja enamorada y comprometida, el sexo tiene sus deberes y restricciones. Imagino que esto que digo suena a mandatos de otra época y que ahora nadie necesita recordarlo, sin embargo construimos nuestra libertad a partir de lo que sabemos y esta manera “moderna” de ver el sexo liberal como algo trasgresor tiene que ver con aquello. Creamos nuestras fantasías a partir de aquello que no tenemos, aquello que nos han prohibido y decimos “sí, porque yo lo merezco”, “yo lo deseo” y “yo quiero”. La fantasía es el pretexto para suspender mi vida y hacer aquello que nunca me permiten hacer, para luego volver y continuar con mi vida como si nada hubiera pasado. Y claro, ya que me escapo lo quiero todo. Un montaje faraónico de personajes de película dispuestos a mi alrededor, para mi, dispuest@ a veces a pagar o a convencer para lograrlo. Porque yo lo merezco.

 

Así pues creo mi perfil en Wyylde y cuelgo varias fotos que algún día he visto por ahí y que provocan mis fantasías. Cuelgo fotos de mis pechos y posturas provocadoras, me exhibo como un producto en la lista de compra, pero eso si, no enseño mi cara. Porque aquí no vengo a conocer personas ni hacer amistades, vengo a satisfacer mis fantasías. “Soy muy discret@” y no quiero que mis fantasías se mezclen con mi vida real y por esa razón cuanto menos hablemos mejor. Esto sucede a menudo, al menos en nuestra generación y en muchas paginas de contactos y así lo viven en secreto muchas personas creyendo que son libres porque retan a sus pecados creando un entorno para satisfacer el ego.

 

Mi intensión con este articulo es matizar el mundo liberal en contraposición exacta a lo ya descripto. Reconozco mi falta de experiencia al comenzar en este mundillo y acepto con respeto el proceso personal de cada un@. Solo intento aportar un punto de vista que pueda servir para facilitar el camino por este ambiente tan maravilloso.

 

Me gusta comparar el mundo liberal con el mundo nudista, personas que van desnudas con naturalidad, saltando en las olas del mar o jugando a la paleta sin tener que cuidar la postura para verse mejor. Donde la redondez de la grasa o asimetrías corporales no son motivo de vergüenza. Y enseñar los genitales no implica sexo ni pecado. El mundo liberal nos enseña que la libertad sexual no es trasgresión, que por el contrario, nos libera de pecado y nos permite vivir el sexo de manera natural, en ambientes amenos donde se puede compartir y jugar, donde se pueden crear lazos amorosos y repetir. Donde el sexo, la libertad y el respeto son el orgullo del grupo. Somos liberales porque creemos que el sexo es parte de la comunicación, una actividad social mas que un acto de insatisfacción. Conocemos a las otras personas, establecemos conexiones de amistad y aprendemos a darles placer como quien hace un masaje o prepara un plato de comida con amor, compartimos momentos reales con personas reales e interactuamos con aquello que tienen para ofrecernos y entonces descubrimos que el mundo real es más diverso que las propias fantasías.

 

Desde mi experiencia en el mundo liberal y como agradecimiento a todo lo aprendido deseo transmitir el orgullo de ser liberal, enseñar mi cara y explicárselo a tantas personas como pueda. Liberar a otras personas y poder enseñarles que bien se vive el sexo cuando dejas de verlo como una fantasía y lo incorporas en tu vida como una realidad.

 

Wyylde no es una pagina de sexo gratis, es una pagina de ambiente liberal, y eso es mucho mejor.

 

MisturaFina

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.